Tipos de adyuvantes

SURFACTANTES

Los surfactantes disminuyen la tensión superficial de la gota permitiendo mejorar el cubrimiento. Existen dos tipos de surfactantes, los llamados surfactantes convencionales, recomendados para todo tipo de aplicaciones y los surfactantes organosiliconados que, debido a su gran poder para expandir la gota, se recomiendan para aquellas aplicaciones en que el cubrimiento es un factor clave para el éxito, por ejemplo: plagas de difícil control tratadas con productos de contacto. Para el caso de los productos sistémicos, en donde más que un excelente cubrimiento se requiere una mayor absorción del producto se recomienda usar un penetrante (ver más adelante).

ADHERENTES

Los adherentes permiten mejorar la depositación, al retener más producto sobre la hoja, y disminuir notablemente el lavado, evitando las re-aplicaciones después de lluvias y dando tranquilidad en épocas de inestabilidad climática. Están recomendados especialmente para ser utilizados con productos de contacto.

ACIDIFICANTES

Los acidificantes disminuyen el pH de la solución a asperjar con el objeto de minimizar las pérdidas por degradación alcalina y la disociación de los herbicidas, 2 procesos que disminuyen considerablemente la eficiencia de los pesticidas en condiciones alcalinas.

PENETRANTES

Los penetrantes, permiten aumentar la absorción de los productos sistémicos. Hay que diferenciar los penetrantes que presentan limitaciones en su uso por su riesgo de fitotoxicidad (aceites), con aquellos que pueden ser usados con todo tipo de productos (pesticidas, nutrientes, reguladores de crecimiento) tanto sobre malezas como cultivos (LI 700). Al usar un penetrante, los productos se absorben en mayor cantidad y más rápido, minimizando las pérdidas que ocurren sobre la hoja como las producidas por la radiación solar, los microorganismos y la lluvia, logrando con esto mejores resultados.